El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, denunció este lunes que al menos 1.624.000 personas tuvieron problemas con las huellas durante las elecciones regionales del pasado 15 de octubre.
Borges destacó que de todas las personas que votaron el pasado domingo 15 de octubre "hubo problemas con las huellas de un millón 600 mil personas" a su juicio, este número "viene de las máquinas de votación".
Criticó que por primera vez "no hubo" tinta indeleble y hay "duda sobre las huellas", asimismo, aseguró que esa cantidad de personas "pudieron haber votado varias veces". Borges subrayó que en el estado Miranda la diferencia electoral que dijo Consejo Nacional Electoral (CNE) fue de "80 mil votos". Expresó que en la entidad "hay un total de 160 mil personas de las que no se sabe si su huella corresponde".
El Parlamentario alertó que van a entregar data a observadores internacionales independiente "para poder tener resultado real de lo qué pasó". En ese sentido, comentó que todos los procesos electorales en Venezuela "han tenido obstáculos" y "hemos hecho el esfuerzo de saltarlo".
Aseguró que “estas elecciones eran para ratificar el compromiso con el pueblo venezolano, porque no nos sometemos a otra instancia que no sea el pueblo venezolano”.
Con respecto a si se juramentan o no ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) los gobernadores electos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD),  Borges señaló que no debe haber bajo ningún concepto de subordinación a la ANC.
“No nos someteremos a una dictadura que pretende ser una fotocopia de Cuba”, indicó.

Información. El Universal 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top