La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó que las sustituciones y modificaciones de candidatos a las elecciones regionales podrán realizarse hasta este jueves: 10 días antes de los comicios, previstos para el 15 de octubre, como lo establece la ley.
La Sala Constitucional del TSJ se declaró incompetente este miércoles para decidir sobre el recurso de interpretación sobre el artículo 63 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre), interpuesto por el secretario general de Unidad Visión Venezuela, Omar Ávila. Este jueves la Sala Electoral publicó su decisión.
“El Consejo Nacional Electoral (CNE) puede establecer la oportunidad para la ejecución de la fase de sustitución y modificación de las postulaciones nominales, siempre y cuando no exceda el límite máximo temporal de 10 días anteriores a la ocurrencia del acto electoral, atendiendo a las particularidades y requerimientos técnicos del proceso electoral de que se trate”,  establece la sentencia.
En este sentido el representante electoral de Un Nuevo Tiempo, Vicente Bello, dijo que el Consejo Nacional Electoral, CNE, no habilitó el sistema electrónico para permitir los cambios. Ante la negativa del ente comicial, la Unidad Democrática decidió llamar a votar por la tarjeta que tengan los rostros y nombres de los elegidos en primarias y los designados por consenso. También acordó llevar el expediente sobre las irregularidades y la violación a la Constitución, a la Ley de Procesos Electorales y del reglamento a organismos internacionales que velan por los derechos humanos. 
“La MUD sustancia las denuncias y actuará ante instancias internacionales, como la OEA, la ONU y la comunidad europea para evidenciar no solo que el gobierno no quiere convocar a elecciones, a pesar de ser un mandato constitucional, sino que el Poder Electoral incurre en una serie de irregularidades, como el impedir la sustitución de candidatos establecida en las leyes electorales y no ofrecer información a los electores”, afirmó el representante electoral de Un Nuevo Tiempo, Vicente Bello. 
La oposición se trazó un objetivo, según Bello, en vista de que el lapso para sustituciones venció ayer a la medianoche: “Demostrar que las regionales no son unas elecciones normales, libres y competitivas, sino llenas de abusos, limitadas. Que no respetan las leyes electorales, se abusa de recursos y medios de comunicación del Estado. El gobierno aceptó las elecciones por la presión nacional e internacional, y ahora, en lugar de cumplir las normas, viola la Constitución y promueve la abstención. La MUD mostrará el irrespeto a la Ley Electoral en instancias internacionales, aunque desde ya mantenemos informados in situ a embajadas y al cuerpo diplomático de manera permanente. No hay disposición ni voluntad política para respetar y acatar las leyes. Eso es una situación grave porque el Poder Electoral, que debe ser autónomo, espera órdenes de Miraflores”.
¿Decidirá el TSJ? 
En el Consejo Nacional Electoral responden que las modificaciones no procederían porque debieron hacerse el 16 de agosto, pero la MUD argumenta que la Lopre (artículos 63 y 62) autoriza las sustituciones 10 días antes de los comicios; es decir, hasta ayer.
En el cronograma no está establecido ese acto. Por ello, el partido Visión Venezuela solicitó el 4 de octubre un amparo al Poder Judicial para que obligara al CNE a decidir. La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia se declaró incompetente para responder el recurso y lo remitió a la Sala Electoral la cual, por disposición de la Ley de Amparos, está obligada a resolverlo en 48 horas.
Anoche, la Sala Electoral decidió que el CNE “puede establecer la oportunidad para la ejecución de la fase de sustitución y modificación de las postulaciones nominales siempre y cuando no exceda el límite máximo temporal de diez días anteriores a la ocurrencia del acto electoral”, según la sentencia N° 165. Los magistrados le advierten al ente comicial que dichas modificaciones debe admitirlas atendiendo a las particularidades y requerimientos técnicos del proceso electoral.
En previsión de cualquier medida, la MUD introdujo 39 renuncias de candidatos ante las oficinas regionales electorales y expresó que apoyaban a los elegidos en primarias y en consenso. Los representantes electorales de Avanzada Progresista y Acción Democrática, Bruno Gallo y Félix Arroyo, respectivamente, señalaron que ya en las regiones están explicando a los electores cómo votar. En los casos de Apure, Falcón, Táchira, Trujillo y Delta Amacuro advierten que solo se puede marcar la tarjeta de AD sí desean votar por los abanderados de la oposición, porque si lo hacen en otras es nulo. En Barinas, deben votar solo por Voluntad Popular; en Monagas, por Copei, y en Yaracuy, por Primero Justicia. En el resto de los estados hay otras opciones.
Bruno Gallo lamentó que el CNE espere órdenes de Miraflores y de las que surjan de las reuniones de Jorge Rodríguez con autoridades dominicanas, que fungen como intermediarios en una negociación gobierno-MUD, y de la solicitud de la constituyente presidencial de la lista de renuncias al Poder Electoral para cumplir con la ley. “Los negociadores del gobierno trazan el respeto a la ley: ‘Si vienen a República Dominicana, cumplimos; si no, la irrespetamos’”, criticó.
Juan Pablo Guanipa, candidato en Zulia, acusó al CNE: “Ha demostrado que juega para el equipo del PSUV y eso es lamentable porque cae en actos delincuenciales. Hay un intento de violación a la ley, que estipula claramente que hasta 10 días antes del proceso, los partidos pueden cambiar sus candidaturas y desde el día 10 de septiembre ninguno ha podido registrar los resultados de las primarias en 19 estados. Ha demostrado no ser un árbitro imparcial, trata de generar votos nulos, incertidumbre, desasosiego, desesperanza y abstención, pero no lo lograrán”.

Información. @elnacionalweb  

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top