Trabajadores del Concejo Bolivariano de Iribarren protestaron en horas de la mañana de este miércoles para exigir a la alcaldesa impuesta Teresa Linares, la cancelación de todas sus deudas salariales.

José Briceño, uno de los afectados, declaró que en doce años de labor en el Concejo Municipal, es la primera vez que ocurre una situación similar a la que están viviendo en estos momentos. "Soy chavista, del proceso pero hay que hacer las criticas que sean necesarias como lo dijo el comandante Chávez. La camarada Tereza (Linárez) que venga y de la cara", expresó con molestia, pues sólo cobra 11 mil bolívares semanales, de los cuales tres mil gasta diario en pasajes. 

“Nos adeudan los últimos dos aumentos decretados por el Presidente de la República y no entendemos cómo hay dinero para realizar ferias y para pagarnos a nosotros no”, expresó.

Esa misma situación la enfrentan alrededor de 5600 trabajadores dependientes de la alcaldía de Iribarren, quienes en su mayoría, aseguran haber bajado de peso por no poder cubrir todas sus necesidades.

¿Ese es el amor a Barquisimeto que tiene la alcaldesa Teresa Linares?, se preguntó una de las personas presentes en la protesta.

Sobran las fiestas, las deudas pero escasea la comida

Jackeline Bracho está sentada en un escritorio en la puerta del Concejo Bolivariano. Es quien encabeza la protesta, la cual aclara que no es política sino por razones sociales. Junto a ella hay cientos de carteles pegado en la pared donde hacen un llamado a la alcaldesa designada por el TSJ, Teresa Linárez, para que se apersone y además les aumente su sueldo. 

"No es posible que haya plata para ferias, vallas publicitarias por toda la ciudad de Chávez, Maduro y Teresa mientras que nosotros estamos pasando hambre y bajando de peso". 

La dama recordó que quincenalmente cobra unos 28 mil bolívares y comparó el precio del cartón de huevos el cual supera los 35 mil. 



Redacción: Jeferson Banganho/CIS
Fotos: CIS 








Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top