El gobernador de Texas, Greg Abbott, confirmó que 26 personas murieron en el tiroteo iniciado este domingo por una persona en un iglesia baptista de Texas, y que ha dejado además decenas de heridos.
En una rueda de prensa en San Antonio, Abbott dijo que el tiroteo ocurrido en el templo First Baptist Church, en Sutherland Springs, es "la peor matanza registrada en la historia del estado".
"La tragedia es peor porque ocurrió en una iglesia durante un oficio religioso", lamentó el gobernador.

Las autoridades señalaron que las edades de las 26 víctimas oscilan entre los 5 y 72 años de edad, una de las cuales es Annabel Pomeroy, la hija de 14 de años del pastor de la iglesia Frank Pomeroy, quien se lo confirmó a ABC News.
Las autoridades señalaron que se investiga si el atacante, que pereció poco después del tiroteo, pertenecía a una organización criminal y solo se dio a conocer que era un hombre de poco más de 20 años de edad.
Aunque las autoridades no revelaron el nombre del atacante, varios medios estadounidenses lo han identificado como Devin Kelley, un hombre blanco de 26 años que murió después de una breve persecución.

Información. @globovision 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top