Sin aprobación alguna por parte de la Autoridad Metropolitana de Transporte y Tránsito (AMTT), el sindicato automotor del estado Lara estableció en 700 Bs la nueva tarifa del pasaje urbano.

La medida arbitraria ha traído preocupación entre los usuarios, quienes aseguran estar en desacuerdo con el comportamiento de algunos transportistas, que obligan a los pasajeros a cancelar la tarifa o de lo contrario son bajados de las unidades.

Hay quienes comienzan a considerar la idea de caminar o pedir la famosa “cola” para ahorrarse por lo menos un pasaje diario.

La directiva del sindicato automotor alega que el aumento es producto al elevado costo de los repuestos, una situación que mantiene paralizadas más del 50 por ciento de las unidades.


Redacción. Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top