Este 21 de noviembre se conmemora en Venezuela el Día del Estudiante Universitario, pero esta vez, la realidad es distinta a la de años anteriores. Un sector que ha sido golpeado fuertemente por la crisis económica y social, que obliga a muchos jóvenes a abandonar las aulas de clases en busca de un mejor futuro fuera de nuestras fronteras. 

Estudiar en Venezuela se ha convertido en una labor titánica. Algunos logran culminar con mucho esfuerzos sus carreras universitarias, pero otros, tienen que interrumpir su formación por falta de recursos o por emigrar a otro país. 

Las universidades son reflejo de la crisis socioeconómicas y políticas del país. La falta de presupuesto ha desencadenado una serie de problemáticas dentro de las casas de estudios, que van desde la falta de servicios como comedor y transporte hasta el deterioro de las infraestructuras académicas. 

Noheli Valenzuela, estudiante de la UCLA, aseguró que hoy es un día para conmemorar la muerte de muchos jóvenes que cayeron a manos de la represión del Gobierno y la resistencia que han tenido millones de estudiantes, quienes a pesar de las circunstancias, se mantienen en pie de lucha por un mejor futuro. 

Por su parte, Paola Iribarren, dirigente estudiantil de la UFT, consideró que esta fecha es importante celebrarla en honor a todos los jóvenes que han emigrado en busca de mejores oportunidades. Dijo estar convencida que pronto regresarán a su tierra para seguir construyendo el país con el que sueñan. 


Redacción. Jeferson Banganho


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top