El alcalde destituido del municipio Iribarren en el estado Lara, Alfredo Ramos, quien se encuentra recluido desde el pasado 28 de julio en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), presentó crisis hipertensiva severa durante la noche de este miércoles.

Según denunció su hija, Natasha Ramos, el preso político no fue trasladado a ningún centro de salud mientras sufría la crisis y exige atención médica inmediata.
A través de  su cuenta en Twitter, advirtió además que Ramos podría sufrir de un accidente cerebrovascular (ACV) si no es evaluado por un médico.
El 28 de julio de este año al menos 50 funcionarios del Sebin concretaron la detención del alcalde Alfredo Ramos, tras irrumpir en su despacho. Desde entonces permanece en El Helicoide y padece de enfermedades crónicas, como han divulgado sus familiares. 



Información. El Universal 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top