El mal olor se ha expandido por gran parte del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda de Barquisimeto a consecuencia de la falta del servicio de agua por tubería, lo que ha dejado al borde de una contaminación al principal centro de salud de la región.

Según relatan médicos, enfermeras y pacientes del Hospital, el agua no llega desde hace más de dos semanas y aseguran que desde Hidrolara no ofrecen respuesta alguna a pesar de haber denunciado la situación en reiteradas oportunidades.

La falta de agua ha provocado la paralización de algunos servicios, entre ellos el de consulta externa, afectando a más de 100 pacientes que eran atendidos diariamente.

La contaminación está a flor de piel en el principal recinto hospitalario del estado Lara. Pacientes señalan que los baños presentan un estado de putrefacción debido a que el personal de limpieza no puede cumplir con su labor ante la falta del vital líquido.




Redacción. Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top