Entre tres y hasta seis estaciones de servicios deben visitar los larenses para poder surtir sus vehículos de gasolina. La mayoría están cerradas por la falta de combustible y en donde aún queda alguna reserva, las colas son kilométricas.

Esta situación persiste desde hace algunas semanas y se ido acentuando con el pasar de los días en varios municipios del estado, en especial en Iribarren y Palavecino.

Hacia la zona norte de Barquisimeto la escasez comienza a preocupar a sus habitantes, quienes denuncian tener que permanecer por más de cinco horas en una cola para poder surtir el tanque, una situación que califican de insólita.  




Redacción. Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top