La mañana del 8 de diciembre de 1980, la fotógrafa Annie Leibovitz llegó a la casa de la familia Lennon para realizar una sesión de fotos del artista para la revista Rolling Stone. 
Tras la sesión, la pareja fue a RKO Radio Network para dar una entrevista en un programa radial en donde contó los pormenores de su relación amorosa con su esposa, su pasado Beatle y el futuro de su carrera musical.
Alrededor de las 5:00 pm, Lennon volvía a salir de la casa con rumbo a Record Plant Studio para finalizar una canción. Al salir del edificio, un fan lo esperaba con uno de sus discos para ser firmado por el cantante. Sin saberlo, Lennon había hablado con su asesino. 
Los trabajos de grabación en el estudio se habían alargado un poco más y cerca de las 22:50 Lennon regresaba al edificio para cenar con su pequeño hijo Sean. Al llegar, solicitó al chofer que disminuyera la velocidad ya que había fans esperándolo y quería atenderlos.
En ese lugar estaba Mark Chapman, el joven hawaiano que había saludado anteriormente en ese día.
Lo llamó: "Mr. Lennon..." y al darse la vuelta, el joven le descargó el arma de fuego que llevaba sobre el pecho del cantante. 
Minutos después intentaron reanimarlo por 20 minutos en el Hospital Roosevel pero ya era muy tarde. John Lennon fue declarado oficialmente muerto a las 23:15. Hoy hace 37 años del suceso que le quitó la vida al cantante del famoso disco Double Fantasy.

@globovision

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top