Los delegados de la oposición en las negociaciones con el Gobierno nacional pidieron este lunes "paciencia" para sellar acuerdos, aunque subrayaron "la urgencia" de soluciones ante la escasez de alimentos y medicinas en Venezuela.
"Estamos en la etapa más delicada, la etapa en la cual usted va a llegar a acuerdos. Entiendo que exista en este momento angustia (...), pero yo recomendaría paciencia, confianza con el equipo negociador", dijo el diputado Luis Florido en rueda de prensa.
Una primera ronda de conversaciones en República Dominicana finalizó el pasado sábado sin acuerdos, pero las partes destacaron "avances significativos" y fijaron una nueva reunión en ese país para el 15 de diciembre, con el compromiso de buscar un pacto "definitivo".
"Ojalá (ese día) podamos informarle al país que tenemos buenas noticias", agregó Florido al hacer un balance en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
Reiteró la negativa de los negociadores a aceptar una invitación de Maduro a una reunión "especial" en el Palacio de Miraflores para evaluar la agenda al señalar que el mandatario debería invitar a las personas que padecen la escasez de comida y fármacos.
Este lunes el canciller de México, Luis Videgaray, cuyo país participa como acompañante del proceso, pidió a las partes que "actúen con absoluta mesura, con seriedad, para garantizar" el éxito del diálogo.
Además de México, el grupo de garantes lo conforman Chile, Bolivia, Nicaragua, y San Vicente y las Granadinas.
"Hay avances en la dirección correcta, pero hay que reconocer que es un proceso difícil, que requiere seriedad y generosidad de las partes", sostuvo Videgaray en un comunicado.
Organizaciones de derechos humanos que acompañan los diálogos exigen celeridad. 
"Hay venezolanos muriendo. Quienes necesitan sus medicinas no pueden esperar", declaró el domingo a la AFP Francisco Valencia, presidente de la ONG Codevida.
El desabastecimiento de fármacos golpea a unos cuatro millones de personas con padecimientos crónicos como cáncer, VIH e hipertensión, así como a trasplantados, según Codevida.
Florido insistió en un "canal humanitario" para el ingreso de alimentos básicos y medicinas, y aseguró que países como Brasil y Colombia han mostrado disposición de ayudar.
El chavismo -que niega que en Venezuela haya una "crisis humanitaria"- descarta esa posibilidad, al considerar que abriría las puertas a "una intervención militar".
"Venezuela no es un país de mendigos, como han pretendido algunos con aquello de la ayuda humanitaria", afirmó Maduro el domingo.
Jorge Roig, empresario que integra un grupo de asesores de la MUD para las conversaciones, destaca que los temas no pueden tratarse de forma aislada, sino en el marco "de un acuerdo general". 
La MUD también demanda "un camino claro" hacia las votaciones presidenciales de 2018, en las que Maduro aspira a la reelección.

Información. El Universal 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top