Jubilados y pensionados del Instituto Venezolano del Seguro Social cerraron este martes la Avenida Venezuela a la altura de la Torre Banco Bicentenario en protesta por los atropellos a los que son sometidos constantemente.

Las personas de la tercera edad decidieron obstaculizar la vía ante la falta de efectivo que existe en las entidades bancarias del país.

Los abuelos denunciaron que solamente quieren pagar 20 mil bolívares en efectivo por la pensión, dinero que no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas. 

Además se quejan por el maltrato que reciben a diario por parte de los trabajadores del banco, "nos llaman viejos sucios y nos obligan a retirarnos de las cercanías del lugar", relató uno de los abuelos. 

Para ellos, cobrar la pensión se ha vuelto una verdadera tortura, pues deben pernoctar en el lugar por varios días, resistiendo al inclemente sol y a la lluvia.

Cada uno de ellos lleva en su mano un pedazo de cartón, el cual es utilizado como cama para poder aguantar las pésimas condiciones en las que deben dormir. 









Redacción. Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top