Heriberto Yépez, cronista oficial de la parroquia José Gregorio Bastidas del municipio Palavecino, nos recrea en la Cabudare de antaño, con sus calles empedradas y sus casas coloniales, al tiempo que indica: “No podemos hablar de fundación ya que durante la época, no existía ningún representante de la colonia en la referida zona, que impusiera un nombre, fueron sus mismos habitantes, quienes en aras de avanzar y consolidarse, lucharon para  darle el nombre de Pueblo de Cabudare, ya que antes era llamado “sitio”, fue entonces cuando un 27 de enero de 1818, que se registró un tercer y definitivo poblamiento.

Destaca Yépez, que en otras zonas como el cerro Terepaima y Tabarana, habría ya un primer registro de personas que habitaban el lugar, posteriormente, un segundo poblamiento en el sector de Chorobobo, El Taque y Los Rastrojos, y un tercer  y último poblamiento, que hasta la fecha celebran los palavecinenses con mucho orgullo, registrado en Cabudare.   

La Ceiba dio sombra y descanso a nuestro Libertador

Kadudarí y posteriormente Cabudare, debe su nombre a los pobladores indígenas Arawaca, cuyo significado es “árbol grande”. Y fue precisamente un frondoso Jabillo de fuertes raíces, que aún se conserva en el centro de la ciudad y es conocido popularmente como Ceiba, el que  dio sombra y descanso al libertador Simón Bolívar y desde ese mismo lugar alistaría a sus tropas, antes de una importante batalla histórica en 1813.

Constituido por tres parroquias: Agua Viva, José Gregorio Bastidas y Cabudare, el municipio Palavecino, siempre ha sido un lugar estratégico para el comercio. En sus inicios, la única y principal vía para el paso del ganado a los llanos occidentales, por ello en algún momento de la historia fue llamado “la puerta de los llanos”.

Mal denominada “ciudad dormitorio”, Cabudare ha evolucionado junto a su pueblo  caracterizándose por ser valiente y emprendedor, el cronista Yépez, destaca que en la actualidad el municipio Palavecino, alcanza cerca de los 200 mil habitantes, contando con importantes centros educativos, universitarios y médicos, así como excelentes urbanismos, centros comerciales y zona industrial, convirtiéndola en una “ciudad pujante”, con un buen ritmo y crecimiento poblacional.

Sus lugares emblemáticos, como La plaza La Cruz, Plaza Bolívar, el Casco Histórico de Cabudare, El Parque la Ceiba, calle La Chancleta, El Puente Nicolás Patiño, La Capilla y Hacienda Santa Bárbara y la Botica del Señor Gómez, forman parte importante de su patrimonio histórico. Al igual que sus personajes, tal es el caso de Simón Planas, Ezequiel Bujanda (Poeta), Gral. Aquilino Juárez, Héctor Rojas Meza, conocido como el último enciclopedista de Cabudare y el Gral. Héroe epónimo Cristóbal Palavecino, los cuales contribuyeron de manera significativa a la evolución política, educativa y cultural de Cabudare.

Cabudareños conservan su cultura

En las manos de Carlos López, una hermosa mandolina con la que nos ejecuta el merengue Cabudare, del maestro Mauro Bravo. Dejando ver rápidamente su pasión por el arte, este cultor popular, músico y coordinador del Sistema de Orquestas de Cabudare, nos cuenta que tiene más de 30 años de experiencia musical, al tiempo que nos señala: “A pesar de la migración de personas de diferentes lugares del país, los cabudareños siempre han luchado para conservar sus tradiciones y su cultura”.

López precisó que Cabudare cuenta en la actualidad con tres instituciones muy emblemáticas a nivel cultural y que deben seguir apoyándose en pro del desarrollo cultural de Palavecino: el Sistema Nacional de Orquestas de Cabudare, el Complejo Cultural Andrés Eloy Blanco y la Radio Comunitaria Kabudarí. 

Organización popular, garantía para la Revolución Bolivariana

Hablar de las fortalezas y logros de Cabudare, es también hacer referencia al poder poder popular palavecinense, quienes han jugado un papel fundamental en la historia política del país, siendo este municipio, una referencia de lucha social.

Tal es el caso de Tanya González, jefa del Círculo de Lucha Popular de la parroquia Cabudare, quien reúne 19 años de experiencia comunitaria y señaló: “la organización popular  es la única garantía de la Revolución Bolivariana. Mi trabajo en la comunidad, comenzó con nuestro comandante Hugo Chávez. En todo este tiempo, puedo decir que la organización popular es la columna vertebral, para el logro de los objetivos. Todas nuestras organizaciones deben trabajar articuladamente, para que podemos visualizar y dar respuesta a las necesidades de nuestro pueblo”, puntualizó González.

La luchadora social, agregó que a pese a toda la situación que atraviesa actualmente el país, la idea es seguir adelante: “Debemos buscar la forma de producir, crear y poner en marcha todo nuestro potencial, seguir apoyando a todos los programas y misiones. Ahora nos llegó la esperanza con la Gobernadora Carmen Meléndez y nuestra alcaldesa Bolivariana Mira Víes. Podemos trabajar en conjunto, tenemos las ganas de seguir  con el mismo espíritu revolucionario, para garantizar la felicidad a todos los cabudareños”. 

Barrio Nuevo Barrio Tricolor dio su regalo a Cabudare

En el marco de su celebración Bicentenaria, Héctor Bastidas, coordinador de Barrio Nuevo Barrio Tricolor en Lara, ofreció un balance y hasta la fecha en el municipio Palavecino, se han rehabilitado tres Centros de Diagnóstico Integral (CDI), Agua Viva, La Estancia y El Recreo, así como la rehabilitación de 300 fachadas en el sector 24 de Julio, 160 rehabilitaciones integrales en Las Tunas, 70 rehabilitaciones integrales en el sector Coco e’ Mono, 70 rehabilitaciones en el sector 3 del área rural y 104 rehabilitaciones en el sector El Taque. Además, precisó que se han distribuido 90 mil litros de agua, a través de camiones cisternas, así como maquinarias para la recolección de escombros y 90 toneladas de basura.

Cabudare un refugio de paz y una ciudad para vivirla

Por su parte Mirna Víes, alcaldesa de Palavecino, informó sobre el despliegue de actividades que realizará junto a la Gobernación Bolivariana, como parte de la celebración Bicentenaria, entre las que destacó: la construcción del primer Parque Ecológico de Palavecino, en la Av. Robereña, una Ofrenda Ecológica en la Plaza Bolívar, un Desfile Deportivo Estudiantil, desde la E. B  Gladys Briceño, así como una Jornada de alimentación que beneficiará a más de 6mil familias, además del embellecimiento de la Plaza Bolívar, La Ceiba y Plaza Los Rastrojos.  Asimismo, la alcaldesa añadió que continuarán profundizando las jornadas de asfaltado y el desmalezamiento de buques y quebradas.   

Con la finalidad, de continuar preservando y reconstruyendo la memoria de Palavecino,  la alcaldesa añadió, que se encuentran realizando un estudio histórico en el sector la Cruz de Agua Viva, para ver si existe algún vestigio y sea propuesto como Patrimonio Histórico del municipio.

Al ser consultada sobre el reto que le toca asumir y el hecho de escribir una nueva historia política en Palavecino, Víes expresó: “Quiero ser útil a este pueblo y que me recuerden como la mujer que en el momento historio y más aciago de la Patria, se dedicó a reconstruir la paz, la solidaridad, la convivencia y el servicio de este municipio”.

Finalmente, la alcaldesa felicitó al pueblo de Cabudare por su celebración Bicentenaria y agradeció a la Gobernadora Carmén Meléndez, por el apoyo y dedicación que ha tenido, para devolverle a los palavecinenses un lugar apacible, limpio y cuidado: “Quiero que Cabudare sea una ciudad para vivir y se convierta en un lugar en donde todos encuentren seguridad, tranquilidad justicia y paz”, dijo Víes.

De esta forma Cabudare se perfila como una ciudad Bolivariana que continuará brindando a propios y visitantes un refugio de paz y una ciudad para vivirla.

Prensa Gobernación Lara


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top