Un día después que 22 personas resultaran fallecidas en el atentado talibán al Hotel Intercontinental de Kabul, autoridades afganas intentan identificar cadáveres  y decenas de personas esperan poder entrar a lo que quedó de la sede del hotel para buscar sus pertenencias o familiares que aún se reportan como desaparecidos.
Entre los fallecidos están Adelsis Ramos y Pablo Chiossone, dos pilotos venezolanos asesinados en el atentado realizado por el Talibán, ambos trabajadores de la  línea aérea KAM  Air, que murieron junto a otros 9 trabajadores de la compañía aérea.
Traslado de cuerpos al país
Fuentes de la Cancillería venezolana informaron a El Universal que el Estado venezolano inició los primeros contactos con Kabul para realizar la repatriación de los cadáveres de ambos pilotos.
Informaron que están haciendo los trámites administrativos tomando en consideración, que para Afganistan se cuenta con un embajador de Concurrencia. “Puede ser que él mismo se traslade a Kabul para gestionar todo lo referente al traslado a Caracas o que envíe a una persona que se encargue los pormenores de cómo deben ser enviados los cuerpos, desde Afganistán hasta Venezuela” destacó la misma fuente, que también resaltó que por tratarse de pilotos que trabajaban para una aerolínea privada, es  KAM Air la que debe costear el traslado de los fallecidos.
Por otra parte, se conoció que la embajada venezolana en Estambul (Turquía) informó a los familiares  de Adelsis Ramos y Pablo Chiossone que se haría cargo de todo lo concerniente a la repatriación de los cuerpos de los pilotos muertos en el atentado talibán en Kabul.
Los hechos
La noche del  sábado 20 de enero, cuatro atacantes armados entraron violentamente en el Hotel Intercontinental de la capital afgana, cegando la vida de al menos 18 personas, entre las que se encontraban los dos pilotos venezolanos. 
Adelsis Ramos y Pablo Chiossone pernoctaban en el hotel al ocurrir el atentado.  Sus restos fueron identificados por otros pilotos de la misma aerolínea en un hospital de Kabul, informó el cuñado de Ramos, Luis Figuera
Adelsis Ramos, nació en Caracas y tuvo una larga trayectoria en la aerolínea venezolana Aeropostal; decidió emigrar al igual que Pablo Chiossone, quien en Venezuela fuera piloto de Aserca Airlines. Chiossone era natural de Barquisimeto, estado Lara. Los dos pilotos fueron contratados recientemente  por la aerolínea afgana KAMAir.
Yuyita de Chiossone, quien es músico y madre de Pablo Chiossone destacó a los medios y a través de las redes sociales su consternación por el hecho que segó la vida de su hijo destacando: “Dios nos de fuerzas para respaldar la crianza de Juan Pablo (su nieto) en manos de María Elena, Yolanda, María Eugenia  y Juana Inés (su familia). Ahora viene lo peor: su regreso”, concluyó.  
Aumenta a 22 el número de fallecidos del atentado
Kabul.– Al menos 22 cuerpos fueron retirados del hotel de lujo atacado el fin de semana en Kabul por los talibanes, algunos calcinados, cuya identificación es difícil, según un nuevo balance del ministerio de Sanidad realizado este lunes.
“Veintidós cuerpos fueron trasladados a hospitales, en particular para ser identificados. Algunos de esos cuerpos están tan calcinados que se necesitarán análisis ADN para reconocerlos”, dijo Wahid Majroh, portavoz del ministerio, informó AFP.
El balance anterior del ministerio de Interior daba cuenta de 18 muertos de los cuales 14 eran extranjeros y diez heridos entre ellos, seis militares.
Un comando de media docena de personas ingresó en el hotel propiedad del Estado afgano, poco después de las 9:00 de la noche del sábado 20 de enero, provocando una explosión para abrirse camino antes de disparar. Los agresores dispararon contra los clientes y el personal, antes de ingresar en los pisos del hotel, manteniendo en ellos a varios rehenes. 
El ataque terminó 12 horas más tarde, una vez que todos los asaltantes fueron ultimados por las fuerzas de seguridad.Según la prensa local la cantidad de muertos se contarían por decenas. Sin embargo, el canal de televisión Tolo News cita a unos 43 muertos.
El portavoz adjunto del ministerio de Interior, Nasrat Rahimi, indicó el lunes que “el comando utilizó pistolas, kalashnikov y granadas y uno de ellos llevaba un chaleco de explosivos”.  La mayoría de las víctimas murieron por disparos, pero algunos murieron por un incendio iniciado en el cuarto piso por los atacantes.
Según una fuente de seguridad, “dos de los atacantes talibanes habían pasado la noche en el hotel como clientes”.

Información. Globovisión 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top