EL IMPULSO



Tenía 4 meses de nacido, era un varoncito y pesaba 6 kilos 800 gramos, al ser ingresado al Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga de Barquisimeto a la medianoche del lunes, la doctora que los atendió le dijo que el pequeño estaba muy deshidratado y malnutrido.
La madre del pequeño tiene 17 años de edad, son residentes del caserío Valles de Gamelotal, de Sarare, municipio Simón Planas del estado Lara, mismo municipio en donde la alianza humanitaria Cáritas y la organización Lara Entera por la Salud, denunciara que ya dos niñas de dos años habían muerto por malnutrición, esta vez le tocó a un bebito de 4 meses.
Nora García, abuela del pequeño, asegura que ella lo veía bien de salud, de ánimo, de todo, para ella su peso está normal, pero según los estándares de la OMS, según sus meses debería tener al menos dos kilos más.
La señora indicó que son de escasos recursos y aunque ellos procuran comer tres veces al día, no lo hacen como antes, carecen de muchas cosas y cuentan que durante el 2017 la caja del CLAP tan solo les llegó tres veces. Cuenta que hace un mes su hija dejó de darle teta al bebé porque al mismo le estaba dando mucha diarrea, ella le preparaba su tetero con crema de arroz, al menos tres o cuatro teteros se tomaba al día el bebé y ya le estaba dando sopitas de verduras.
Asegura que fue el 7 del mes de enero cuando lo notaron decaído, los trasladaron de Sarare a Barquisimeto porque no orinaba, resultó tener una infección, le mandaron tratamiento y lo enviaron a su casa. Los días fueron pasando y ahora el pequeño tenía una pierna muy roja, llagas en su boca y estaba descompensado, lo sacaron al Hospital de Sarare y allí lo refirieron al Pediátrico, les tocó buscar en la madrugada un carro particular porque allá no tienen ambulancia y los médicos no cuentan con recursos para atender, según explica la señora García.
Una vez que llegó acá al Pediátrico fue catalogado como un niño mal nutrido, relatan que se descompensó muchísimo y la doctora le aconsejó a la madre que le diera nuevamente de amamantar, ella en medio del llanto contó que tenía pensado que cuando el bebé se recuperara lo haría, pero no se recuperó; a las 10 de la noche del lunes le dieron tres paros cardíacos y el último no lo aguantó.
El cuerpecito del niño fue trasladado hasta la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto.
Es de resaltar que según estudios realizados por la alianza humanitaria Cáritas y la organización Lara Entera por la Salud, y según la muestra medida en los niños de Lara, existía en un 78 % cuadros severos de malnutrición.
Este sería el primer caso de muerte de un infante por malnutrición durante el 2018 y el tercero que se registra en Simón Planas desde que se hicieron los estudios de la población infantil.

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top