El Alcalde del Municipio Iribarren, Luis Jonás Reyes, pidió este lunes poner mano dura contra los transportistas que paralicen sus actividades, esto tras el llamado a paro convocado por el sindicato automotor del estado Lara.

Reyes informó que activaron un plan de contingencia con más de 200 unidades de trasporte para atender a los usuarios que requieran movilizarse hasta sus lugares de destino.

Aseguró que pedirán a los Concejales del Municipio revisar las ordenanzas para aplicar sanciones a todos los transportistas que tomen este tipo de acciones, que a su juicio, forman parte de un saboteo contra el pueblo.

Manifestó que entre las posibles sanciones está la suspensión de las licencias para circular en la ciudad.


Redacción. Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top