Hacer la cola para registrar los documentos en el edificio nacional de Barquisimeto se ha convertido en una verdadera odisea para quienes pernoctan en el lugar.

Los usuarios del registro manifiestan que deben lidiar con los gestores quiénes manejan listas de 100 y 120 personas por encima de quienes madrugan.

Señalan que esta irregularidad se ha vuelto costumbre en el lugar puesto que nadie frena la corrupción en el sitio.

Por ejemplo un gestor podría cobrar entre un millón y dos millones de bolívares por registrar los documentos.

Los afectados que en su mayoría se van del país afirman que huirán de Venezuela producto de la constante corrupción y crisis en la que esta sometida el país en la actualidad.


Redacción. Ramón Veliz 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top