Trabajadores jubilados de la oficina regional del CNE protestaron la mañana de este lunes a las afueras del Poder Electoral para denunciar que el ingreso que perciben por sus años de servicio no les alcanza para cubrir las necesidades básicas.

Son alrededor de 90 trabajadores que están pasando “las de Caín” debido a que actualmente les pagan solo 99 bolívares quincenal, con lo que no pueden comprar ni medio kilo de queso.

El grupo de manifestantes expresó que han tenido que eliminar algunas de sus comidas diarias para poder rendir lo poco que les alcanza con el miserable sueldo que reciben.

Los jubilados exigen un aumento salarial de manera urgente para poder sobrevivir a la crisis económica y social por la que atraviesa el país.







Redacción. Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top