El lanzador de los Cardenales de Lara, Williams Pérez, fue imputado por los delitos de homicidio culposo y porte ilícito de arma, luego de dispararle accidentalmente a su amigo y entrenador, César Quintero, quien falleció en el hecho.

El Tribunal Primero de Control de la ciudad de Acarigua, estado Portuguesa, determinó en una audiencia judicial que el pelotero de los pájaros rojos estará bajo libertad condicional mientras avance la investigación en su contra.

Quintero murió al recibir un disparo de bala en el pecho presuntamente por Pérez al culminar una práctica de beisbol en el estado Br. Julio Hernández Molina de Acarigua.

Luego de conocerse lo ocurrido, el pícher admitió su responsabilidad por medio de un comunicado de prensa.


Redacción. Jeferson Banganho 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top