El venezolano Miguel Cabrera fue abucheado por la fanaticada de los Yankees en el partido protagonizado entre los Tigres de Detroit y Nueva York cuando el criollo fue a batear en el complejo de los muslos, en Tampa Bay.
El inicialista bengalí continúa presente en la memoria de la afición neo del Broxn, pues la zafra anterior protagonizó una riña con el receptor Austin Romine, que a la larga terminó vaciando las bancas de ambos equipos.
“Me siento suelto, eso es muy importante”, expresó el aragüeño delante del sitio oficial de Detroit. “Estoy tratando de trabajar en eso ahora, tratando de estar más tranquilo en el plato y de no hacer swing a muchos lanzamientos malos, como me pasó el año pasado. Quiero esperar mi lanzamiento y trata de poner mi mejor swing en cada ocasión”, concluyó Miguel Cabrera, quien probablemente oiga más abucheos cuando Detroit visite el Yankee Stadium en la ronda regular.

Información. Globovisión 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top