Foto: cortesía El Nacional























Ali Sadr Hashemi Nejad compareció ante un juez en una corte federal en Manhattan,  Nueva York, para la lectura oficial de las acusaciones de conspirar para defrauda a EE UU, violar las sanciones y blanqueo de dinero, entre otras,  luego de trasladar 115 millones de dólares desde  Venezuela a través de bancos de Estados Unidos,  asimismo, fue  detenido sin derecho a fianza, según la fiscalía federal. 

Ali Sadr Hashemi Nejad, de 38 años de edad, era el director del banco maltés Pilatus Bank cuando fue arrestado el 20 de marzo en Virginia.  La acusación señala que Sadr habría realizado las transacciones entre abril del 2011 y noviembre del 2013.

En agosto del 2004, los gobiernos de Irán y Venezuela firmaron un acuerdo de cooperación y un año después acordaron la construcción de miles de viviendas en el país suramericano liderada por el conglomerado iraní Stratus Group, controlado por Sadr y su la familia, con operaciones comerciales internacionales en construcción, banca y petróleo.

En el 2006 Stratus Group reclutó a una compañía de Teherán, que se conocía como Corporación de Vivienda Internacional Iraní, para construir el complejo y también creó un comité para supervisar el desarrollo del proyecto del que Sadr era miembro y administraba las finanzas.

De acuerdo con la acusación, el empresario tomó medidas, con la ayuda de un cómplice, para evadir las sanciones de EE UU y defraudar a los bancos ocultando el papel de Irán y las partes iraníes en los pagos en dólares que enviaba a través del sistema bancario usando entidades en Turquía, Suiza e Islas Vírgenes británicas, en beneficio de organizaciones e individuos de su país.

El pasado enero el banquero turco, Mehmet Hakan Atilla, fue hallado culpable de ayudar a Irán a evadir las sanciones de Estados Unidos y será sentenciado el próximo 11 de abril.

GF 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top