"Mientras la alcaldesa (Mirna Víes) come en restaurantes, nosotros morimos de hambre"; expresó Gisela Castejón, integrante de una de las 10 comunidades que protestaron la mañana de este martes enla avenida intercomunal Cabudare - Acarigua para exigir que les vendan las cajas de los CLAP, pero también para reclamar que no les aumenten el precio, porque el lunes en la noche les informaron que les llevarían sólo bolsas de comida y por un precio superior a los 360 bolívares. 

"Ni la pensión nos alcanza para eso. Pedimos la presencia de la gobernadora y la alcaldesa que nos den la cara como es posible que desde que ganó no ha venido. La alcaldesa no sabe lo que es patear la calle, no sabe que es llenarse los pies de barro, no sabe las necesidades de la comunidad, que nos de respuesta ahorita". 

Pedimos la alcaldesa que asuma la alcaldía y que nos de la cara, que solucione



"Mi hija es especial, necesita azúcar cada tres días y no la tenemos. Mucho menos para las medicinas. La bolsa nos llegó en enero, tenemos tres meses, soy revolucionaria pero también tengo hambre", decía una de las damas que se encontraba ahí junto a sus hijos y otros vecinos. Ellos afirman estar cansados de la espera porque deben mantener a sus familias, incluso, XXX, cuenta que se preocupa porque gran cantidad de niños del sector Divina Pastora no sólo pasa hambre sino que están desnutridos. 

"A Dios gracias mis hijos están grandes y ellos resuelven pero esos niños es horrible, Yo coso hasta ruedo de ropa ajena y lo que me gano lo uso para ayudarlos". 

La protesta se mantuvo en caliente. Las personas vestían sombreros y franelas del PSUV, con caras de Hugo Chávez y hasta la bandera de Venezuela. "Nosotros somos revolucionarios pero con hambre. Igual apoyamos a Maduro pero quienes están al rededor no sirven porque por eso es que la alcaldesa ni si quiera sabe de nuestras necesidades", expresó Mónica Margarita Rodríguez. 






Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top