La Arquidiócesis de Barquisimeto celebró este Martes Santo la Misa Crismal, como parte de las actividades centrales por la Semana Santa. La eucaristía fue presidida por Monseñor Antonio López Castillo, quien unido al clero arquidiocesano, consagró el Santo Crisma y bendijo los óleos que serán usados en las parroquias para administrar los sacramentos.

 También durante esta celebración, sacerdotes y diáconos renovaron sus promesas de fidelidad a Dios y obediencia en el servicio a su pueblo. "Hoy es un día de fiesta y de alegría, donde todos los sacerdotes nos reunimos junto con el obispo para renovar nuestros votos", expresó el padre Miguel Ángel Bombín, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe. La Misa Crismal tiene lugar cada año antes del Triduo Pascual, tradicionalmente el Jueves Santo o con unos días de anticipación, cuando la Iglesia se prepara para vivir los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

 Monseñor López Castillo recordó que la Semana Santa es un tiempo propicio para imitar a Jesús en sus valores y virtudes. Invitó a la feligresía a asistir a los actos litúrgicos, "para llenarnos del amor a Dios y a nuestro prójimo". 

El Triduo Pascual inicia el Jueves Santo con la Misa de la Cena del Señor, donde se recuerda la institución de la Eucaristía y el rito del lavatorio de los pies. El Viernes Santo, la Iglesia contempla el misterio del Crucificado con la solemne liturgia de la pasión y muerte. El Sábado Santo es un día de silencio y contemplación, que cierra con la celebración de la Vigilia Pascual, para dar paso a la Fiesta de la Resurrección del Señor, el Domingo de Pascua. 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top