Siete meses atrás la vida de Maribel Pérez dio un giro de 180 grados luego de conocer que tiene un tumor en el ojo derecho, el cual le ha deformado parte de su rostro. Ella es oriunda de Guanare, en el estado Portuguesa, desde donde se vino en búsqueda de una mejora.

Pérez ha recorrido hospitales y médicos pero el tratamiento es casi imposible de conseguir debido a la escasez pero también por el alto costo. Ella y su esposo son agricultores pero el dinero devengado no es suficiente para los gastos de su enfermedad, los ahorros ya se les acabaron.

Tiene tres hijas pequeñas a quienes no ve desde hace tres meses que abandonó su hogar para luchar por su sanidad, aunque hoy día teme morir, “no hay medicinas ni nada. Hablo con ellas por teléfono, me dicen que me quiere mucho”; momento en el que se le quiebra la voz y recuerda que su lucha es para darles un mejor futuro, “aunque en este país es difícil”.
Este martes fue junto a otros pacientes crónicos, médicos, enfermeras, abogados y sociedad civil, hasta el consulado de Colombia donde enviaron un documento a la canciller Angela Holguín les abra un canal humanitario.

“Yo estoy dispuesta a irme así sea sola pero que me ayuden con mi enfermedad”, repitió con la esperanza que tiene puesta en el Gobierno de la hermana República. 

Texto y fotos: CIS

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top