Más de 200 pacientes renales de la Unidad de Diálisis Barquisimeto, ubicada en la carrera 25 con calle 34, están corriendo peligro pues desde hace dos meses el servicio de agua por tubería les falla lo que ocasiona que le suspendas la diálisis en ocasiones y sino, el tratamiento es aplicado sólo por dos horas cuando debería ser por cuatro.

Víctor González viaja tres veces a la semana desde Carora junto a sus compañeros, también pacientes renales, y aunque no se queja por gastos por el alcalde de Torres, Edgar Carrasco, les da una buseta, sí reclama que en campaña la gobernadora Carmen Meléndez les prometió una unidad de diálisis y aún no ha cumplido. 

"Empezaron los trabajos pero los paralizaron. Somos más de 200 pacientes que viajamos al menos tres veces a la semana pero no es justo porque nos prometieron hacer la nuestra que además alivia las salas de diálisis de Barquisimeto, incluso los pacientes de aquí podrían ir hasta allá para ser atendidos". 

Pidió a la viceministra de salud y también secretaria de salud en Lara, Linda Amaro, les de una respuesta. "Aquí a veces no hay insumos y sino es que somos maltratados por los médicos y enfermeras, como es el caso de la doctora León, la coordinadora del lugar". 

Los medios de comunicación también fueron maltratados, incluso querían prohibir grabarán en el lugar alegando que todo estaba bien. 


Bajos sueldos

Por otra parte, los médicos y enfermeras de la Unidad de Diálisis denunciaron que muchos de ellos han renunciado por los bajos sueldos que devengan porque no les alcanza para subsistir. 

Una de las enfermeras que habló, lo hizo escondida y bajo el anonimato por miedo a represalias, "pero aquí no nos pagan nada prácticamente, uno viene por amor al trabajo y a los pacientes. Además los médicos también nos maltratan a nosotros, sobretodo las encargadas". 
CIS

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top