Las renuncias aumentan a diario en el Instituto de Prevención Social de los profesores de la UCLA, pues una quincena es menor a 100 mil bolívares para algunos de ellos, con lo que no cubre ni un producto de la canasta básica alimentaria, ni hablar del transporte, donde dejan lo poco que ganan. 

Así es la situación de los trabajadores de IPUSCO, donde reclaman que ni siquiera tienen esperanzas de ser jubilados y que han bajado de peso debido a la escasez e inflación de la comida. 

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top