En las próximas semanas Petróleos de Venezuela tiene como norte cerrar de manera indefinida tres de sus cuatro  grandes refinerías. Esto se debe a la escasez de crudo para procesar y por la falta de personal en las plantas, asi lo informaron  sindicalistas. Estas refinerías son: Cardón, Puerto La Cruz y El Palito. 

El directivo de la Federación Única de Trabajadores Petroleros de Venezuela, Iván Feites,  señaló que la refinería Cardón, ubicada en el estado Falcón, se usaría estrictamente para la producción de lubricantes y como parte de la metodología de la empresa estatal para el suministro de combustible al mercado. Esta tiene una capacidad total de 310.000 barriles por día, mientras que las otras dos refinadoras, Puerto La Cruz puede producir 187.000 y El Palito 145.000 barriles al día.     

El sindicalista agregó que las empresas Rosneft de Rusia y Petrochina han decidido retirarse del proyecto con el quebse iba a operar en refinerías del centro de Paraguaná  y asumir las inversiones para haber conversiones profundas en las plantas, principalmente en la producción de combustible automotriz. 

Rosneft iba a manejar la refinería de Amuay con una capacidad de 650.000 barriles diarios y Petrochina en Cardón con 310.000 barriles. 

“Ese acuerdo no procesó porque esas refinerías están en un estado deplorable y se dieron cuenta de que las inversiones que tenían que hacer son sumamente elevadas”, dijo el sindicalista. 

El retiro ocurre a pesar de que estaban adelantadas las negociaciones para la firma de los contratos de arrendamiento a tiempo determinado (por 10 años) entre Pdvsa y las firmas extrajeras. El año pasado dirigentes sindicales señalaron que es tipo de contrato de servicio no lo establece la ley Orgánica de Hidrocarburos, por lo que irrespeta el marco legal del país.      




Gaby Flores


Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top