Desde las 08:00 a.m., habitantes de las comunidades Alí Primera y La Invasión de la redoma de Agua Viva en Cabudare, cerraron la el acceso de la zona en protesta porque tienen más de dos meses que no les llega el gas doméstico pero también dicen que les falta la comida, el agua por tuberías y la comida. 

Claman a las autoridades que se apersonen a resolverles el problema, afirmó Lenín Escobar, representante del CLAP. "Decidimos cerrar porque no nos dan respuesta. Estamos cansados de cocinar en leña y el humo hace que las personas se enfermen", explicó en nombre de las más de mil familias afectadas. 
























Magali Vegas, vive en la urbanización Alí Primera, "somos muchos habitantes y no llega el gas tampoco la comida. Estamos pasando las de caín". Narró que este lunes se levantó como todos los días a las 04:00 a.m., y al ver que no tenía ni agua por tuberías se reunió con los demás vecinos y decidieron cerrar para protestar. 

"Tampoco hay luz. A veces se nos va por tres días, vamos a ver que hacemos para sacar a este señor. Hacemos la cola y nunca viene el camión del gas". Ella vive con una de su hija y tres nietos, "Tenemos que optar por comer puro grano. No saboreamos ni un pollito ni una carnita. A veces comemos yuca o plátanos pero sólo dos veces al día... si es que conseguirmos". 

Afirma que antes vivía bien, "no como ahora que hay tanta corrupción y desempleo. Hay que decir lo que está pasando. Pudieron a Carmen Meléndez y Mirna Víes y ni volvieron. Nos tienen engañados, nos prometieron los CLAP y no llegan desde diciembre". 

Vega tiene 56 años, tiene la pensión de vejez pero no "me alcanza para nada y me llegó el bono una vez pero sólo compré una bolsa de jabón".

























Entra tanto, los usuarios del transporte público se vieron afectados y esperaban en las paradas pero en vano. 
Texto y fotos: CIS

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top