El dolor y la tristeza se hacen nota por doquier en la Funeraria Metropolitana del este de Barquisimeto, donde son velados los restos de Jesús Alberto Guacarán Barrios, el fisioterapeuta de la Vinotinto quien fue asesinado el miércoles en la mañana cuando salía de Farmatodo. 

A la funeraria llegaron los funcionarios de los Bomberos de la UCV, grupo al cual perteneció Guacarán por más de 12 años. Los calificaron como un hombre ejemplar por sus acciones. Presto al altruismo desde muy joven y apasionado al fútbol. 

Jesús Alberto era huérfano de madre desde el 2015. Él nació en San Juan de los Morros pero se crió en Caracas, ahí hizo su vida hasta el 2012, aproximadamente cuando Eduardo Saragó lo firmó con Deportivo Lara y viajó hasta Barquisimeto. "Estaba muy tranquilo aquí, decía sentirse hasta más seguro"; comentó uno de sus compañeros bomberiles. 


María de los Ángeles de Guacarán, la ahora viuda, tiene siete meses y medios de gestación, tendrán un varón, "ella está muy mal, no es para menos", decían algunos de los presentes en el velorio. La odontóloga de profesión, no había llegado al funeral en horas de la mañana. 

A la funeraria también viajaron varios miembros del cuerpo técnico de la Sub-20  y jugadores profesionales de futbol como José María Mor. 

Se espera que este viernes los restos del fisioterapeuta sean llevados al cementerio metropolitano donde serán cremados. 

CIS




Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top