Foto Referencial 




















Las autoridades del condado Marion, en Florida, están investigando un tiroteo sucedido este viernes en la escuela secundaria Forest y que ha dejado al menos un herido. Según indicó la oficina del alguacil, un sospechoso ya ha sido detenido.
Por ahora, se desconocen más detalles. El sheriff pidió a los ciudadanos que eviten la zona. La escuela se encuentra en Ocala, una localidad hacia el norte de Florida, de poco menos de 60,000 habitantes. En centro, hay unos 2,000 estudiantes registrados.

La oficina del alguacil pidió a los padres de los alumnos no acercarse al centro escolar, ya que los estudiantes están siendo trasladados hasta una iglesia cercana. Además, las autoridades incidaron que como medida preventiva, todas las escuelas del condado Marion se encuentran en código amarillo, lo que implica que puede haber un riesgo significativo.

Este nuevo tiroteo en un centro escolar se produce cuando se cumplen 19 años de la masacre de Columbine, Colorado. Para este viernes hay programadas manifestaciones por estudiantes en todo el país para exigir mayores regulaciones en la venta de armas, siguiendo así el impulso que tomó el movimiento tras el tiroteo de Parkland, también en Florida, que dejó 17 fallecidos. 


El pasado 14 de febrero, Nikolas Cruz, de 19 años, un exalumno que había sido expulsado de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland,entró en el centro escolar y comenzó a disparar de manera indiscriminada contra alumnos y profesores.
Luego de haber dejado 17 personas muertas, salió de la escuela y se fue a un centro comercial antes de ser detenido sin resistencia. El joven está acusado de 17 cargos por asesinato premeditado.
Los sobrevivientes de la masacre lanzaron un movimiento llamado #NeverAgain (Nunca Más, en español) para exigir una mayor regulación para la venta de armas. Entre sus iniciativas estuvo la de viajar a la legislatura de Flordia para hablar con representantes estatales y una gran manifestación en Washington que llamaron 'Marcha por nuestras vidas'.

Tras lo sucedido en Parkland, el presidente Donald Trump impulsó como una de sus principales medidas para atajar este tipo de incidentes el armar a los profesores en las escuelas. Esta medida fue duramente criticada por los activistas antiarmas.
Por su parte, el gobernador de Florida, Rick Scott, firmó una ley para restringir el acceso a las armas, una medida que la Asociación Nacional del Rifle llevó ante los tribunales.











Univisión

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top