No tuvieron miedo. Caminaron kilómetros desde el Hospital central Antonio María Pineda de Barquisimeto hasta la avenida Vargas con Venezuela, pasando por el pediátrico Agustín Zubillaga y por la Dirección de Salud donde les cerraron las puertas. ¿quiénes? Los médicos, enfermeros, trabajadores de la salud en general y hasta los pacientes que se unieron a la convocatoria de la Federación nacional de médicos para protestar por la crisis humanitaria. 

Lara no fue la excepción y pidieron aumentos de salarios, pagos de deudas, insumos médicos, seguridad y hasta comida. Sí, también comida porque algunos médicos se desmayan cuando pasan revista debido a la escasez de comida.

"Mi quincena es de 250 mil bolívares y eso no me alcanza ni para comprar un kilo de carne", refirió José Zambrano, médico residente del tercer año de traumatología en el Hcamp. 

Belkys Torres, es una de las personas que asea el hospital y dice que utilizan sólo agua y mopa porque no tienen ni desinfectantes, alerta de una posible contaminación. "Mientras no tenemos con qué limpiar y menos con qué comer y dejamos a nuestro hijos en casa, el Presidente (Nicolás Maduro) y la gobernadora (Carmen Meléndez) están bien, en sus casas comiendo de todo". 

























Alexander Angulo es de Sanare, viajó hasta Barquisimeto a acompañar a los médicos en la protesta porque desde hace un mes espera por una operación porque tuvo fractura de tibia y peroné pero hasta ahora no lo han podido intervenir por falta de insumos. "Piden todo es peor que una clínica", aseguró. 

Mientras que María Elena Pérez, de 56 años de edad, lloraba en la avenida Vargas con Venezuela por un dolor de cabeza, no por el carcinoma gástrico que tiene y por el cual le quitaron el 80 % de su estomago sino por el hambre, porque ni siquiera había desayunado, "no tenemos comida en mi casa, la manzanera nos da en las bolsas del CLAP cada tres meses un kilo de pasta, uno de arroz y otra cosita pero nosotros comemos todos los días y eso no alcanza". 

Comentó que salió a protestar porque le cerraron el SAO y hasta ahora no lo han reactivado por lo que le suspendieron su tratamiento oncológico. 

Al mediodía cantaron el himnno y armaron un SOS humano para pedir la apertura del canal humanitario.

Texto y fotos: Carlos Iván Suárez



Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top