“La denuncia de violación de derechos humanos es un elemento de presión para que las autoridades inicien la investigación del hecho. Es el primer paso que puede dar la víctima o sus familiares para contribuir a que tales violaciones no se repitan”

Así resumió el abogado Carlos Nieto Palma, coordinador general de la ONG Una Ventana a la Libertad, la importancia de que parientes de presidiarios eleven quejas sobre violación de derechos humanos (DD.HH.) y así poder evitarlos. Lo informado por el jurista fue durante el encuentro que sostuvo en la Fundación Universitas de Barquisimeto junto a 35 familiares de presidiarios a quienes se les instruyó acerca de la materia. En esa actividad también participó el sacerdote Raúl Herrera, coordinador del Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la Universidad Central de Venezuela (UCV) como parte de las actividades instructivas que hace esta organización en toda Venezuela.

Nieto Palma enfatizó que en Venezuela existen tres entes del Gobierno Nacional (Oficina de Atención a la Victima del Ministerio Público nacionales y regionales, Defensoría del Pueblo y Cicpc) encargados de atender y procesar cada acusación, pero que debido a la inoperatividad de las entidades y de sus funcionarios la denuncia debe expandirse ante las ONG´s de derechos humanos y medios de comunicación social. “Hay que dar a conocer las violaciones en los medios de comunicación, en las redes sociales porque a los gobiernos como el actual no les gusta que se conozcan las ilegalidades que se cometen en la actualidad”.
  
La exposición de Nieto Palma sirvió para dar a conocer a los asistentes el concepto de ¿qué son los Derechos Humanos?; principios para una mejor comprensión de los DD.HH., características, los artículos constitucionales donde se rigen los DD.HH., en qué leyes encontramos cuáles son los DD.HH. de los privados de libertad y la importancia de las denuncias. La presentación del coordinador de la ONG Una Ventana a la Libertad también sirvió para hacer ciertas asesorías en casos específicos de algunos de las asistentes.

Defendiendo la vida y dignidad de las víctimas

Enfocándose en que el Estado es quien debe estar al servicio de todas las personas y de todos los ciudadanos, garantizándoles el respeto, la defensa y realización de sus derechos fundamentales, el sacerdote Raúl Herrera basó su exposición en que “urge crear e ir cultivando una Cultura de Paz y de los DDHH”, pero que esto también vaya de la mano con un cambio político.

“En una sociedad polarizada como la nuestra, es necesario y urgente que esto sea así. Ante el actual cambio de escenario político y social es necesario no cerrarse al diálogo y la búsqueda del consenso. Los obispos de Venezuela ven la necesidad de la reconciliación nacional, la búsqueda del diálogo y el consenso, del entendimiento a todo nivel. Esto ya se había denunciado en el Concilio Plenario Venezolano de los DD.HH. es que éstos se juegan en la vida cotidiana”, expresó.

Herrera explicó que esta conyuntura también depende de la ciudadanía, pues esta tiene el compromiso, el deber de fortalecer el sistema democrático que implica trabajar arduamente al servicio de la concreción de todos los derechos. “Es una exigencia ética construir una sociedad en la que quepamos todos”, relató.

Para terminar su ponencia dijo que quedan muchos desafíos que enfrentar en el presente y de cara al futuro, pero alertó que “la Iglesia se mantendrá fiel a sus orígenes, defendiendo la vida y la dignidad  de las víctimas de violaciones de Derechos Humanos, proclamando la buena nueva a los pobres”.

Hacinamiento

En el evento realizado por Una Ventana a La Libertad, la mayor denuncia de los familiares son las condiciones de hacinamiento de las comisarías o centros de detenciones militares y policiales. Herrera señaló que si no son atendidos en el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo pueden hacer sus denuncias ante las instancias defensoras de los derechos humanos, quienes pueden elevar sus preocupaciones a cortes internacionales.

Nieto Palma aseguró que el Ministerio Penitenciario se está “lavando las manos” en los casos de violación de los derechos de los reos y es por esto que ningún ente público atiende las denuncias familiares.

Nota de prensa

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top