En el sector Patarata de Barquisimeto, a escasos 100 metros de la escuela Manuela Duin. Algunas personas hacían colas para escanear el código QR de los Carnet de la Patria y llenaban una planilla con todos sus datos. 

"Yo vengo es para que me den el bono"; comentó un señor de contextura gruesa y piel morena, quien prefirió resguardar su nombre. "A mí nadie me obligó. Yo vengo de corazón por mi comandante", exclamó una de las damas que ahí se encontraba. 




 "Estamos haciendo un chequeo con el carnet de la patria. Es el deseo de cada uno de ellos. No es un punto rojo (señaló el toldo de color negro)", dijo Andreina Jiménez, la coordinadora del centro, quien continuó escaneando los códigos y pedía también el carnet del PSUV. 




Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top