Quizá para muchos les resulte familiar el rostro de este menor. Se hizo viral en las redes sociales en febrero pasado cuando comentó que solo comía cambur una vez al día y por eso se encontraba frente a la sede del PSUV de la 60, protestando con vecinos y familiares, pidiendo comida. 

Fuimos hasta la casa de Javier, ahí vive en un pequño cuarto, donde hay una sola división y es con una cortina. Vive con los tres hermanos, los padre y ahora una tía que presenta una discapacidad. Hace unas dos semanas se desmayó porque tenía dos días sin comer, según relato Lilian Flores, madre del menor. 

Javier lo ratificó, "estaba buscando una taza con comida que me iban a dar y me desmayé", narroó el jovencito que también duerme en un cartón porque no tiene cama ni espacio. "Duerme como un perro en un cartón sin sábanas ni nada porque no tenemos", explicó la madre. 

Tanto el niño como sus hermanos van esporádicamente a la escuela porque no tienen cuadernos, libros ni los útiles necesarios, "yo decidí no mandarlos más porque tampoco tengo para la merienda y allá no les dan comida. Mi hijo mayor fue el que me dijo que querían seguir yendo porque quiere ser médico pero ellos escriben todo en una hoja". 

Comentó que enviaron cartas a la gobernadora Carmen Meléndez pero ha sido imposible recibir una respuesta. El papá de Javier es funcionario de la policía estadal pero el salario que devenga no es suficiente para sobrevivir. 



Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top