Hasta 12 horas o más pueden pasar los ancianos en una cola para cobrar la pensión que les cancela el Estado lo cual no es suficiente sino para medio kilo de jabón en polvo, según relató Reina Fonseca, una dama que estaba sentada en uno de los bancos de la Plaza Altagracia en el centro de Barquisimeto. "Dos sueldos de la pensión para poder comprar esto", afirmó. 

Ella se levantó a las 5 de la mañana, media hora después salió a buscar un ruta para llegar al banco pero le fue imposible, "porque no nos montan a los viejitos que tenemos carnet para que nos traslade gratis". 

Dicen vivir condiciones infrahumanas, nunca imaginaron estar así, menos en su vejez "tanto que uno trabajó para nada. Es horrible lo que pasamos", narra Juan Esteban Mercado, que estaba sentado en el piso esperando su turno, porque pasaban de cinco en cinco personas. 























El sol inclemente y el cansancio mayor, tanto así que hubo quienes se marearon como Rafael Durán, quien tiene 34 años como mensajero de la gobernación pero el salario aunado a la pensión no le es suficiente y generalmente come dos veces al día, ni pensar en carnes o cualquier proteico porque el alto precio no le permite adquirirlos. 

Fotos y texto: CIS

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top