Como la boda entre ambos es un evento privado, pagada por la familia real británica, en lugar de una fiesta estatal, hasta ahora solo se han revelado algunos detalles. Esto es lo que sabemos y lo que aún es un secreto de la boda real. 

El príncipe Enrique y Meghan Markle se casarán el sábado 19 de mayo en la capilla de San Jorge, en los campos del castillo de Windsor, a unos 32 kilómetros al oeste de Londres.
Windsor es el castillo habitado más antiguo y más grande del mundo. Es la residencia oficial de la reina Isabel II, quien pasa la mayor parte de sus fines de semana allí.


La florista londinense Philippa Craddock tiene la tarea de decorar la capilla. Su equipo planea usar rosas blancas, peonías y dedaleras, así como ramas de haya y abedul para los arreglos florales, que se distribuirán a organizaciones benéficas tras la boda.
Muchas de las plantas serán de los jardines de las propiedades de la realeza y del Windsor Great Park, según el Palacio de Kensington.

El horario

La pareja intercambiará votos al mediodía (7 a.m., hora de la costa este de Estados Unidos, ET) y la ceremonia durará una hora.

Los primeros invitados que llegarán serán los 1.200 miembros del público que compartirán las festividades desde los campos del castillo de Windsor. Se espera que lleguen a partir de las 9 a.m. (4 a.m., ET).

Los principales invitados a la boda arribarán entre las 9:30 y las 11 a.m. (4.30 a.m. ET) y serán conducidos a la Round Tower en autocar antes de dirigirse a la puerta sur de la capilla de San Jorge.

Por último, la familia real se dirigirá a la capilla a través del Galilee Porch a las 11.20 a.m. (6.20 a.m., ET). Se espera que algunos lleguen a pie, mientras que otros lo hagan en automóvil.

El Palacio de Kensington informó que los príncipes Enrique y Guillermo irán juntos a pie a la capilla y entrarán a la zona conocida como West Steps, donde saludarán a 200 representantes de la caridad.

Hace algunas semanas se había informado que la madre y el padre de Markle, Doria Ragland y Thomas Markle, separados cuando ella era pequeña, desempeñarían papeles clave en el día.

Mientras los invitados se reúnen, Markle y su madre partirán de su hotel y viajarán al castillo a través de las calles, donde los miembros del público podrán ver por primera vez a la novia. El auto se detendrá en el castillo para que baje la madre de Meghan y recoger a algunas de las damas de honor y pajes antes de continuar hacia la iglesia.

Markle ha optado por no tener una dama de honor, de acuerdo con el Palacio de Kensington. "Tiene un grupo muy unido de amigas y no quería elegir entre ellas", dijo Jason Knauf, secretario de Comunicaciones del príncipe Enrique.

Después de que la ceremonia finalice a la 1:00 pm (8:00 a.m. ET), los recién casados recibirán a 200 representantes de la caridad del príncipe Enrique fuera de la capilla.
Luego dejarán el castillo de Windsor en un carruaje para una procesión de unos 3 kilómetros, viajando a lo largo de High Street a través de la ciudad de Windsor, antes de regresar al castillo por el Long Walk. Se espera que la procesión tome unos 25 minutos.

Viajarán en un carruaje de Ascot Landau, jalado por caballos Windsor Gray. La familia real posee cinco Ascot Landaus y los usa regularmente para eventos oficiales. El príncipe Enrique viajó en uno durante la procesión del carruaje en la boda del duque y la duquesa de Cambridge, en 2011.

Los caballos Windsor Grey también tienen un largo pedigrí real: han estado delante de los carruajes de los monarcas británicos y miembros de la familia real desde principios del siglo pasado.

Tras la procesión, la pareja y los invitados asistirán a una recepción ofrecida por la reina Isabel II en el St. George's Hall, en los campos del castillo, finalizando los eventos públicos del día.

El momento final que el público compartirá será cuando la novia y el novio salgan del recinto del castillo para una recepción nocturna más pequeña para unos 200 amigos y familiares, organizada por el príncipe Carlos, padre de Enrique, en Frogmore House, una casa de campo al sur del castillo de Windsor.

El hall St. George, en el castillo de Windsor, será la sede de una de las dos recepciones posteriores a la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle, el 19 de mayo.

La ceremonia

El capellán de Windsor, el reverendo David Conner y el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, el líder de la Iglesia de Inglaterra, oficiarán la ceremonia. Markle ahora es un miembro de pleno derecho de la Iglesia de Inglaterra después de que, según los informes, Welby la bautizara y la confirmara en una ceremonia secreta en marzo.
Meghan pasará su última noche como soltera en un hotel cuyo nombre y ubicación no han sido revelados. En la mañana del 19 de mayo, un automóvil llevará a la novia y a su madre al castillo de Windsor. El Palacio de Kensington confirmó que su padre la acompañará por el pasillo de la capilla de San Jorge.

Como era de esperar, el hermano mayor de Enrique, el príncipe Guillermo, asumirá el rol de padrino. Enrique también ha expresado su deseo de que su familia materna participe en la boda. Los tres hermanos de la fallecida princesa Diana, que murió hace dos décadas en un accidente automovilístico, fueron invitados. Su hermana mayor, Lady Jane Fellowes, hará una lectura.

El palacio publicará una orden de servicio completa en su sitio web la mañana de la boda, para que los miembros del público puedan seguir la ceremonia desde casa.
La pareja ha tomado un enfoque muy práctico en la planificación de su gran día, hasta la selección de música para el servicio, que incluirá varios himnos populares y obras corales. El director de música de la capilla, James Vivian, dirigirá el Coro de la capilla de San Jorge, fundado en 1348 e incluye música de todas las épocas en su repertorio.

State Trumpeters y una orquesta compuesta por músicos de la BBC National Orchestra de Gales, la English Chamber Orchestra y la Philharmonia Orchestra también ofrecerán música en el evento.

La pareja real también ha elegido incluir a varios músicos y solistas más modernos en su ceremonia. Estarán Karen Gibson y el Kingdom Choir, considerado uno de los conjuntos más importantes del país, al igual que el violonchelista, de 19 años, Sheku Kanneh-Mason, que fue el primer músico negro en ganar el Young Musician de la BBC, en 2016.

El músico Sheku Kanneh-Mason tocará en la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle.
"Me quedé boquiabierto cuando la señora Markle me llamó para preguntarme si tocaría durante la ceremonia, y por supuesto, de inmediato dije que sí", dijo Kanneh-Mason en Twitter. "¡Qué privilegio poder tocar el chelo en un evento tan maravilloso! ¡No puedo esperar más!", agregó.

Más de 250 miembros de las Fuerzas Armadas Británicas también participarán, en reconocimiento al tiempo de Enrique en el Ejército. El personal de varias unidades, incluidas la Royal Marines y la Windsor Castle Guard, se alineará en las calles, con música proporcionada por la Band of the Irish Guards.

El príncipe Enrique sirvió con su unidad del Ejército en Afganistán en 2008, volviendo en 2012 como piloto de helicóptero.
La lista de invitados. 

Los detalles sobre quién asistirá a la ceremonia (y las dos recepciones) aún son pocos. El Palacio de Kensington ha anunciado que la pareja real no invitó a líderes políticos.
Algunas figuras políticas pueden estar presentes si son amigos personales de Enrique y Meghan, pero no incluirán a Barack ni Michelle Obama, según una fuente real. Sin embargo, la fuente no dijo si los Obamas habían sido invitados.

La Casa Blanca y Downing Street confirmaron que ni el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ni la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, habían recibido invitaciones.

Las invitaciones fueron hechas por Barnard & Westwood, una imprenta y encuadernadora londinense que ha venido haciendo invitaciones para la familia real desde la década de 1980, de acuerdo al Palacio de Kensington.

Las invitaciones de la boda real, hecha en los talleres de Barnard & Westwood.
Además de los 800 (o más) invitados que estarán en la capilla, más de 2.640 personas están siendo invitadas a visitar los terrenos del castillo de Windsor en el gran día.
Los invitados, entre los que se incluyen 100 escolares locales y 610 miembros de la comunidad del castillo de Windsor, podrán ver las llegadas de los novios y sus invitados y observar cómo los recién casados salen del castillo en sus carruajes.


Se ha pedido a los visitantes de Windsor en el gran día a que se reúnan en la vía conocida como Long Walk, el tramo final de la ruta de la procesión, donde habrá pantallas gigantes y puestos de comida.
Las multitudes también se reunirán a lo largo del resto de la ruta de la procesión a través de la ciudad, que estará decorada con banderas y pancartas ceremoniales, según un comunicado del Distrito de Windsor y Maidenhead. Los grupos locales ofrecerán entretenimiento en vivo en todo el centro de la ciudad.
Los operadores ferroviarios ofrecerán servicios adicionales desde y hacia Windsor. Para aquellos que viajan por carretera, habrá 6.000 plazas de aparcamiento disponibles cerca del Long Walk.

La seguridad

La Policía de Thames Valley, la fuerza policial que opera en el Distrito de Windsor y Maidenhead, tiene el mando general para la boda y es apoyada por agencias asociadas como la Policía Metropolitana y la Policía de Transporte Británica.
Según una declaración policial, ya se intensificó la seguridad en la zona, con agentes armados y desarmados, así como perros de búsqueda y policías montados patrullando las calles de Windsor en las semanas previas al 19 de mayo.

Los preparativos de seguridad se iniciaron varios días antes de la boda real.
La Policía advirtió que podrá detener a las personas que viajan a la zona en autos ese día, mientras que la Policía de Transporte británica patrullará las estaciones de tren y los vagones. Cualquier persona que llegue a Windsor en tren será revisada.
Todavía no hay detalles sobre el costo de la seguridad para la boda o el número de agentes involucrados.



El fotógrafo

El renombrado fotógrafo de moda y retratos Alexi Lubomirski tomará las fotografías oficiales de los recién casados en el castillo de Windsor después de la ceremonia.
Los dos ya están familiarizados con Lubomirski, quien fotografió a Enrique y Meghan en Frogmore House, semanas después de que anunciaran su compromiso.

El vestido

Es poco probable que sepamos algo del vestido de novia de Markle hasta que el mismo día de la boda real. Pero eso no ha detenido los rumores.
Entre los posibles candidatos se encuentran Erdem Moralioglu, el diseñador francés Roland Mouret y el dúo Ralph & Russo, que diseñó el vestido que lució Markle en sus fotografías de compromiso.

Los regalos

La pareja ha pedido a todas las personas que deseen enviarles un regalo de bodas que consideren donar a una de varias organizaciones benéficas seleccionadas.
Las siete organizaciones elegidas por Enrique y Markle trabajan en temas que apasionan a la pareja, como el empoderamiento de las mujeres, el VIH, la falta de vivienda y el medio ambiente.

El menú

Los invitados disfrutarán de un pastel de bodas no tradicional elaborado por la pastelera Claire Ptak . El pastel de limón y sauco tendrá crema de mantequilla y flores frescas como decoración.

Ptak, que se crió en California y ahora es propietaria de Violet Cakes, una panadería con sede en Londres, conocía previamente a Markle, que había presentado al chef en lo que era su blog de estilo de vida.

El Palacio de Kensington dice que Ptak y los chefs, que han venido trabajando en los preparativos finales en las cocinas del palacio, proporcionarán una actualización de su labor más cerca del gran día.

El entretenimiento nocturno

Pese a los rumores de que las Spice Girls, Elton John, Ed Sheeran o Sam Smith podrían actuar en la segunda recepción, nada ha sido confirmado por el Palacio de Kensington.

La luna de miel

Si bien la boda en sí será un asunto público, la elección del destino de la luna de miel es un secreto muy bien guardado.

Meghan y Enrique no partirán a su luna de miel inmediatamente después de la boda, sino que emprenderán un compromiso público en la semana posterior a la ceremonia, según el Palacio de Kensington.

Ya hay una larga lista de lugares que se sugieren como posibles destinos, incluyendo Botswana (donde la pareja vacacionó durante su relación) y las Seychelles (donde Guillermo y Catherine pasaron sus primeros días de recién casados).








CNN






Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top