Jarlet Sánchez, diplomático venezolano en Houston, permanece en Estados Unidos luego de vencerse el plazo de 48 horas otorgado por el presidente Donald Trump para salir del país norteamericano, a propósito de su expulsión, según reseña AP.
Trump tomó la medida el 23 de mayo en reciprocidad con el Gobierno bolivariano, por la expulsión del encargado de negocios estadounidense de Caracas, Todd Robinson.
Sánchez sirvió como cónsul general adjunto de Venezuela en Houston, pero fue declarado persona non grata el 23 de mayo.

Un funcionario de EE.UU. resaltó, en condición de anonimato a AP, que Sánchez aún debe dejar el país. En caso contrario, podría ser expulsado por la fuerza.
Presuntamente, Sánchez pidió una residencia permanente para inmigrantes bajo una clausura poco conocida de la Ley de Inmigración y Nacionalidad para quedarse en EEUU.



La Patilla

Publicar un comentario El Periódico de Lara

 
Top